Preacher

Exchange

Palabras para Domingo

Please support the mission of
the Dominican Friars.

Palabras para Domingo Archivo

08.16.20

 

Isaías 56: 1, 6-7

Romanos 11: 13-15, 29-32

Mateo 15: 21-28


El tema de las lecturas hoy nos llama fuerte la atención.  Las tres lecturas nos enseñan que en los ojos de Dios, no hay incluidos y excluidos.  Todos somos hijos e hijas de Dios y la gracia de Dios cae sobre cada uno, no importa el color de la piel, el idioma, el sexo o la religión.  Como dice el profeta Isaías, “mi templo será la casa de oración para todos los pueblos.”    Isaías acogió con alegría a todas las personas de buena voluntad en los precintos del templo. 

Este mensaje es aun más fuerte en el evangelio.  Es una escena dramática entre Jesús y una mujer cananea.   Ella es una mujer extraordinaria.  En primer lugar, es no judía, viviendo en una comarca despreciada por los judíos.  En segundo lugar, ella aparece sola, acercándose a Jesús y atreviendo hablarle, una cosa prohibida por las costumbres del tiempo.  Sin embargo, ella había oído del poder y de la misericordia de Jesús.  Ella creía que Jesús tuvo el poder de curarle a su hija enferma.  Como la gente pensó que la enfermedad era obra de los demonios, ella le pidió a Jesús una curación.  

Seguro que nos asusta y nos preocupa la primera respuesta de Jesús, lo cual era ignorarle por completo.  A pesar de este trato, la mujer persistió.  No se desanimaba por el silencio de Jesús y se ha vuelto a pedirle la misma cosa.  Esta vez, Jesús le replicó, utilizando un lenguaje ofensivo, pero común en este tiempo.  Esta mujer determinada logró aprovecharse del insulto, diciendo, “Es cierto, Señor; pero también los perritos comen las migajas que caen de la mesa de sus amos.”

Y en este dialogo, la mujer hace algo maravillosa.  Ella loga convertirle a Jesús de su creencia en una religión reservada por los elegidos de Dios, a una religión abierta a todos los hijos e hijas de Dios.  Ella logra cambiar de sentido de “elegidos”.  Si, los judíos eran elegidos, pero no por separarse de los demás, sino para llamar a todos al amor de un Dios compasivo y misericordioso. 

Llegamos a la realidad de hoy.  En los Estados Unidos hay mucha gente encerrada en la creencia de que cualquier extranjero es una amenaza a nuestra economía, nuestras costumbres, o nuestra cultura.  Ellos están impulsados por la propaganda de algunos políticos y grupos ultraderechista. Y están dispuestos a usar violencia para defender su posición.   Tratan a otros como su no fuera de la raza humana.   

Vemos que la tendencia de entenderse como “los escogidos” queda dentro del corazón hace miles de años.  Pero si aceptamos la lección del Evangelio, no podemos limitar nuestra visión de la comunidad que nos parece.  La familia de Dios es grande y sagrada al Padre que llama hijos e hijas a todos.  

El mensaje de inclusión no era fácil para los israelitas, ni por los judíos del tiempo de Jesús.  Tampoco es fácil para nosotros.  El Evangelio sigue sorprendiéndonos y llamándonos a abrir nuestra mente y nuestro corazón.


"Sr Kathleen Maire  OSF"  <KathleenEMaire@gmail.com>


Palabras para Domingo Archivo
20 DOMINGO 19 DOMINGO 18 DOMINGO 17 DOMINGO 16 DOMINGO 15 DOMINGO


HOME Contact Us Site Map St. Dominic

© Copyright 2005 - 2020 - Dominican Friars