Preacher

Exchange

Homilías Dominicales

Please support the mission of
the Dominican Friars.

Homilías Dominicales Archivo

Impresora amigable

HOME
FIRST IMPRESSIONS
1st Impressions CD's
Stories Seldom Heard
Faith Book
Volume II
Come and See!
Homilías Dominicales
Palabras para Domingo
Catholic Women Preach
Breath Of Ecology
Homilias Breves
Daily Reflections
Daily Homilette
Daily Preaching
Daily Bread
Face to Face
Announcements
Book Reviews
Justice Preaching
Dominican Preaching
Preaching Essay
Quotable
Archives
The Author
Resources
Donations

Homilías Dominicales

10-20-2019 C

Queridos lectores:

Si los pobres y necesitados forman el tema más cercano al corazón del evangelista Lucas y tal vez de Jesús también, la oración tiene un puesto apenas detrás ello.  Este domingo leemos un pasaje del evangelio destacando este segunda tema.  Es nuestro deber no sólo a apreciar lo que Jesús nos dice sobre orar con la insistencia.  También debemos pasarlo adelante a la gente que profundamente necesita la ayuda de Dios.  Espero que esta homilía de modelo pueda estimular sus propios pensamientos sobre este tema central de la fe cristiana.


EL VIGÉSIMO NOVENO DOMINGO ORDINARIO, 20 de octubre de 2019

(Éxodo 17: 8-13; II Timoteo 3:14-4:2; Lucas 18:1-8)

Muchas veces en la lucha de la vida os olvidamos del poder de Dios.  No nos damos cuenta que Él está cerca para ayudarnos en nuestra necesidad.  Hay una historia que muestra esta verdad.  Un monje llamado padre Moisés tenía que luchar fuertemente contra deseos impuros.  Una noche decidió que ya no podía aguantar ni una hora más en su celda.  Fue al viejo Padre Isidoro, el monje más sabio en el monasterio. El viejo le exhortó que regresara a su celda.  Pero padre Moisés le dijo: “No puedo, padre”.  Entonces Padre Isidoro le llevó al joven al techo del monasterio.  Le dijo: “Mira al oeste”.  Cuando miró, vio un gran número de demonios gritando y saltando como en una danza de guerra.  Entonces padre Isidoro dijo al joven: “Ahora mira al este”.  Esta vez cuando miró, vio una multitud sinnúmero de ángeles de Dios brillando en la gloria.  Dijo el sabio: “Ésta es la hostia de ángeles que Dios envía a sus santos para ayudarlos con sus necesidades; mientras aquellos en el oeste son aquellos que han venido para batallarlos.  Los que están con nosotros son mayores en número”.  Padre Moisés, dando gracias a Dios, tuvo confianza y regresó a su celda.

Para muchos hoy en día el diablo parece sólo como un símbolo del mal.  Tienen dificultad a creer que existe como persona.  Pero la Iglesia insiste que el diablo es un espíritu personal que trabaja para destruir tantos a grupos como individuos.  El papa Francisco dice que la crisis del abuso clerical de niños es obra del diablo.  Según el papa el diablo busca modos inflamatorios para revelar los pecados para que el pueblo quede escandalizado.  No parece ingenuo decir que el diablo es detrás de la pornografía desafiando a los hombres.  Asimismo a lo mejor es el diablo que nos incita desear a golpear a una compañera desagradable. 

Para resistir estas y otras  tentaciones deberíamos consultar las Escrituras.  Esto es lo que sugiere San Pablo a Timoteo en la segunda lectura.  Dice que la Biblia es “útil…para corregir y para educar en la virtud…”  Se puede usar la primera lectura hoy como ejemplo.  Habla de los amalecitas atacando a los israelitas en el desierto.  No hay mucha mención de esta gente en las Escrituras.  Parece como un enemigo fuerte que quiere aniquilar al pueblo Israel solamente de bajeza.

Los israelitas no pueden defenderse de los amalecitas solos.  Necesitan la ayuda de Dios para resistir su embestía.  Reciben el apoyo necesario cuando Moisés reza con manos levantadas y atención dirigida al Señor.  Debería ser nuestra estrategia también en las luchas contra el diablo.  Deberíamos nosotros oremos deliberada y constantemente cuando sentimos movidos a hacer cosa mala.

El evangelio confirma la resolución de oponer el pecado con la oración.  En el trozo de la misa hoy Jesús cuenta de un juez tan corrupto que no tema ni siquiera a Dios.  Sin embargo, se rinde a la viuda cuando ella le pide la justicia con la insistencia.  Entonces Jesús subraya el valor de rezar con empeño.  Dice que si un hombre malo haría la justicia por una petición hecha con la insistencia, mucho más el Padre la hará por nosotros cuando le rezamos diligentemente.

Jesús concluye su enseñanza con una pregunta perturbadora.  Dice: “…cuando venga el Hijo del hombre, ¿creen ustedes que encontrará la fe sobre la tierra?”  Está preguntándose si nosotros vamos a seguir rezando.  O, posiblemente, vamos a confiar en nuestras maquinaciones para derrotar el mal que nos molesta.   Es como si el Señor estuviera teniendo en cuenta el abandono de la oración en nuestros tiempos.

Hay un dicho: “Trabaja como si todo dependiera en tus esfuerzos y reza como si todo dependiera en Dios”.  Sí al final de cuentas todo depende del Todopoderoso, pero Dios nos ha hecho como sus instrumentos al menos una parte del tiempo.   Somos para hacer buenas cosas por Él y para Él.  Que siempre trabajemos como si todo dependiera en nosotros.  Pero más importante, que siempre recemos como si todo dependiera en Dios.

"Carmen Mele, OP"  <cmeleop@yahoo.com>


 

Para la información sobre cómo a darse de baja, suscriba y termine la

información sobre nuestros servicios vaya a http://www.preacherexchange.com

 

Semana 1 "Sr Kathleen Maire  OSF"  <KathleenEMaire@gmail.com>

Semana 2 "Ángel F. Méndez Montoya, OP" <mendezaf@hotmail.com>

Semana 3 "Carmen Mele, OP"  <cmeleop@yahoo.com>

Semana 4  "Charlie Johnson OP" <cjohnson@opsouth.org>

Semana 5  "Fr. Jorge Rativa OP" <jrativa@opsouth.org>


Homilías Dominicales mailing list:

List Management: "Fr. John Boll, OP" <preacherexchange@att.net>

 


Homilías Dominicales Archivo


29 DOMINGO 28 DOMINGO 27 DOMINGO 26 DOMINGO 25 DOMINGO 24 DOMINGO


HOME Contact Us Site Map St. Dominic

© Copyright 2005 - 2019 - Dominican Friars