Preacher

Exchange

Homilías Dominicales

Please support the mission of

the Dominican Friars.

Homilías Dominicales Archivo

Home
"FIRST IMPRESSIONS"
1st Impressions CD's
Stories Seldom Heard
Faith Book
Volume II
Lenten Podcast
Come and See!
Homilías Dominicales
Palabras para Domingo
Catholic Women Preach
Homilias Breves
Daily Reflections
Daily Homilette
Daily Preaching
Daily Bread
Face to Face
Announcements
Book Reviews
Justice Preaching
Dominican Preaching
Quotable
Archives
The Author
Resources
Donations

Homilías DOMINICALES

 

Queridos lectores:

La tentación de Jesús en el Evangelio según San Marcos no habla de una batalla de genio con el diablo.  Simplemente declara que Jesús fue tentado como el preludio de su proclamación del evangelio.  Por eso, deberíamos enfocarnos en el significado de la Cuaresma este año en ese primer domingo de la temporada.  Sencillamente puesto, este significado es que tenemos otra oportunidad para realizarnos como hijos e hijas de Dios con Jesús como nuestro guía.  Espero que la homilía de modelo les sirva para fabricar sus propias por la gloria de Dios y la edificación de sus pueblos.

 

En Cristo, fr. Carmelo, O.P.

 

EL PRIMER DOMINGO DE CUARESMA, 18 de febrero de 2018

 

(Génesis 9:8-15; I Pedro 3:18-22; Marcos 1:12-15)

 

La mujer era prostituta.  Cometió muchos pecados incluyendo algunos abortos.  Pero ya quería cambiarse.  Deseaba reformar su vida para vivir con sus hijos como familia. En un aspecto esta mujer representa a Noé en la primera lectura.

 

Después del pecado de Adán y Eva, las cosas de los hombres deterioraron.  No pudieron realizarse como hijos e hijas de Dios.  Más bien Caín asesinó a su hermano Abel, y la gente siguió haciendo mal.  En su deseo para vivir como Dios aun trataron asaltar el cielo con la torre de Babel.  Entonces Dios decidió que tenía que corregirla.  Mandó el diluvio para matar a todos los hombres y mujeres salvo a Noé y su familia.  Ya está para aprobar una nueva alianza con Noé.  Con su bendición la humanidad tendrá un nuevo arranque.

 

Como la prostituta, nos encontramos a nosotros también en la situación de Noé.  Tenemos una segunda oportunidad para realizarnos como hijos e hijas de Dios.  Se pueden ver nuestros deseos para ser más ricos, más bellos, y más fuertes como intentos erróneos – como aquel de los primeros humanos – para ser como Dios.  Pues Dios es la esencia de la riqueza, la belleza, y la fortaleza.  Pero esta vez tenemos un guía con la capacidad de ayudarnos lograr la meta.  Es quien la segunda lectura llama “el justo, (que murió) por nosotros, los no justos para llevarnos a Dios”.  Es Jesucristo.

 

Hemos seguido a Jesús por las aguas del Bautismo. Allí nuestros cuerpos fueron sumergidos como signo de nuestra intención para morir al yo y resucitar con la conciencia de Cristo.  Como Cristo en el desierto, nosotros hemos entrado el campo de probar.  Por estos cuarenta  días de Cuaresma estamos reduplicando los esfuerzos para pensar menos en nosotros y más en el otro con la primera atención a Dios.  Es como la ilustración que cuelga en la sala intensiva de un hospital local.  El cuadro muestra a muchos servidores – hombres y mujeres de diferentes razas, clases, y edades -- con Jesús en el centro llevando a una niña en sus brazos.  Es como si todo el mundo estuviera mirando al Señor para que lo imiten.  Nosotros al principio de cuaresma quedamos como esos servidores con nuestros ojos fijos en el Señor.  Lo necesitamos para enseñarnos cómo amar a los demás como nosotros mismos.

 

En el evangelio Jesús tiene un mensaje de dos partes.  Primero dice: “Arrepiéntanse” – que nos cambiemos nuestros modos de siempre buscar el bien del yo.  De igual importancia nos urge: “Crean en el evangelio”.  Eso es que creamos no sólo que Dios nos ama sino también que Él nos tenga un destino glorioso.  Aunque Jesús ilumina el camino de la vida terrenal, esto no agota su logro por nosotros.  Nos ha ganado la resurrección de la muerte y un lugar a la par de él en la vida eterna.  Sin aferrar esta esperanza como nuestro motivo, a lo mejor desfalleceremos en el camino. 

 

A través de la Cuaresma queremos mantener nuestras biblias abiertas.  Los dos testamentos – el antiguo y el nuevo – dan testimonio al nuestro guía Jesucristo.  En la misa diaria vamos a escuchar una exhortación profética dela historia de Israel.  Ésta servirá como anticipación de la misión de Jesús que vemos cumplida en el evangelio.  Por leer estas lecturas y más por imitar lo que nos instruyen, llegaremos más cerca de nuestro destino glorioso.  Por imitar lo que nos instruyen, llegaremos a la par de Jesús en la vida eterna.

 

"Carmen Mele, OP" <cmeleop@yahoo.com>
 


http://www.preacherexchange.com

Para la información sobre cómo a darse de baja, suscriba y termine la información sobre nuestros servicios vaya a http://www.preacherexchange.com

Semana 1 "Sr Kathleen Maire OSF" <KathleenEMaire@gmail.com>

Semana 2 "Ángel F. Méndez Montoya, OP" <mendezaf@hotmail.com>

Semana 3 "Carmen Mele, OP" <cmeleop@yahoo.com>

Semana 4 Achivos

Semana 5 Achivos

--------------------------------------------------------------

Homilías Dominicales mailing list:

List Management: "Fr. John Boll, OP" <preacherexchange@att.net>

Homiliasdomilicas@lists.opsouth.org

http://lists.opsouth.org/mailman/listinfo/homiliasdomilicas


 

Homilías Dominicales Archivo


Cuaresma Domingo 1 DOMINGO 6 DOMINGO 5 DOMINGO 4 DOMINGO 3 DOMINGO 2


Home Contact Us Site Map St. Dominic

©Copyright 2005 - 2018Dominican Friars

  Free Web Hit Counter