Preacher

Exchange

Homilías Dominicales

Please support the mission of

the Dominican Friars.

Home
"First Impressions"
1st Impressions CD's
Stories Seldom Heard
Faith Book
Volume II
Come and See!
Homilías Dominicales
Palabras para Domingo
Catholic Women Preach
Homilias Breves
Daily Reflections
Daily Homilette
Daily Preaching
Daily Bread
Face to Face
Announcements
Book Reviews
Justice Preaching
Preaching Essay
Dominican Preaching
Quotable
Archives
The Author
Resources
Donations

Homilías DOMINICALES

20 De Agosto 2017

XX Domingo Ordinario

 

Estimados lectores:

 

El episodio de la vida de Jesús en el evangelio hoy es particularmente llamativo.  Muestra a Jesús chisteando con una mujer de otra nación.  Al fin Jesús le concede la ayuda que le pide pero no antes de que ella enseñe la fe verdadera.  La homilía de modelo destaca esta lección sobre la fe pero si ustedes querrían proceder en otra manera en sus homilías o clases, se pueden aprovecharse de los apuntes sobre las tres lecturas a la continuación.

 

Isaías 56:1.6-8: Este pasaje comienza la parte del libro del profeta Isaías que se llama “Tercer-Isaías”.   El “Primer Isaías” (capítulos 1-39) refiere al profeta de Jerusalén del octavo y séptimo siglo antes de Cristo. El “Segundo Isaías” tiene que ver con un profeta que vivió durante el tiempo del exilio (al medio del sexto siglo antes de Cristo) y que anunció el regreso a Jerusalén.  Se piensa que el “Tercer Isaías” fue un grupo de profetas que supervisó el culto en el Templo nuevo al final del sexto siglo.  La profecía entregada en el pasaje actual se acoge de los extranjeros que acuden a la alianza entre Dios e Israel. Los acepta como miembros del culto de los fieles.

 

Romanos 11:13-15.29-32: La primera parte de esta lectura trata del cálculo de Pablo a atraer a su propia raza a Cristo.  Dice que trabaja entre los no judíos para provocar los celos de los judíos.  Termina con una frase muy notada en la historia: “…Dios no se arrepiente de sus dones ni de su elección”.  Es decir, los judíos no son abandonados por Dios sino que les ama y siga llamándolos como su pueblo.

 

Mateo 15:21-28: La lectura evangélica es notable por varias cosas.  En primer lugar, muestra a Jesús determinado a seguir con su programa de reunificar primero las tribus de Israel.  Segundo, destaca la cananea, marginalizada por ser mujer y por ser no judía, con una fe “grande”.  Tercero, tiene un diálogo vivo.  Jesús echa un comentario en broma a la mujer que responde no sólo con tanto humor sino también con la fuerza para conseguir su objetivo.

 


 

 

20th

Domingo

Ordinario
Hora

EL VIGÉSIMO DOMINGO ORDINARIO, 20 de agosto de 2017

 

(Isaías 56:6-7; Romanos 11:11-15.29-32; Mateo 15:21-28)

 

Una mujer llega a la sala de urgencia con su hija de cinco meses.  Quiere ver a un médico porque la niña ha estado tosiendo por diez días.  Dice que a veces suena como está ahogándose con la mucosidad y a veces tose tanto que vomite.  La mujer tiene la fe que el doctor pueda aliviar la condición.  En el evangelio hoy vemos a una mujer viniendo a Jesús in una tal situación.

 

Curiosamente la mujer es cananea.  Eso es, una descendiente de la nación que dio culto a Baal, el dios de la tormenta. Sin embargo, ella no muestra ninguna inclinación al dios de sus antepasados.  Más bien, pone la fe en el Dios de Israel.  Le solicita a su ungido Jesús: “’Señor, hijo de David, ten compasión de mí’”.  Quiere que Jesús alivie a su hija afligida por un demonio. 

 

Admiramos a la mujer por su fe.  La consideramos valiente por haber escogido al Dios de otro pueblo como el que tiene soberanía sobre los todos los poderes del mundo.  Sí, es cierto que la mujer se muestra como perspicaz, pero la fe queda, en primer lugar, la acción de Dios, no del hombre.  Es Dios que está tirándole más cerca de él.  Porque Dios nos ama, nos tira también a cada uno a él para que compartamos la felicidad de la Beata Trinidad.

 

La mujer ya siente esta felicidad.  Cuando Jesús le trata de explicar cómo sería mejor que siga con su propósito de dirigirse a los judíos, ocupa una frase brusca. Dice: “’No está bien quitarles el pan a los hijos para echárselo a los perritos’”.  Pero la mujer tiene tanta confianza en Dios que responda al comentario como una broma.  Dice a Jesús que aun los perros comen las migajas de la mesa de sus amos.

 

La fe nos agrada como los rayos del sol en la frescura de la mañana.  Nos asegura que Dios es soberano de todo, que nos ama, y que estas dos cosas son las únicas que finalmente importan.  Por eso, ni nada ni nadie pueden hacernos daño.  Que no nos malentendamos. La fe no nos ciega.  Sabemos que vamos a sufrir.  Pero reconocemos que el sufrimiento, aguantado con la fe, resulta en la gloria.  Recuerdo como los padres de un hombre que murió relativamente joven no lamentaron mucho su paso.  El hombre se había reconciliado con Dios hacia poco de modo que sus padres, gentes de la fe, sintieran seguros que se había unido con el Señor en la vida eterna.

 

Por la fe creemos que Dios nos ha preparado lugar en la vida eterna.  En este sentido entonces la fe de la mujer parece limitada.  Pues le pide a Jesús sólo el alivio de su hija.  Pero conocer a Jesús es experimentar la vida eterna.  Está con nosotros también para suavizar las dificultades que inevitablemente se nos surgen.  Y estará aún más cerca de nosotros en la vida eterna donde lo veremos directamente como es.

 

Jesús no demora nada en proclamar la grandeza de la fe de la cananea.  Sabe que el amor de Dios se extiende a todos los pueblos aunque su misión al momento sea a Israel.  Nos da el ejemplo de amar a todos como hermanas y hermanos.  Nos gustaría pensar que hoy en día el mundo está siendo tirado más unido por el Internet.  Pero los fuertes gustos y disgustos quedan, aún aumentan, porque podemos conocer a uno y otro sólo superficialmente con la computadora.  Es el mismo Jesús que sigue como el motivo principal para amar a los demás.  Como él amó a todos, así nosotros los amamos.  Como él se identificó con los más necesitados, deberíamos verlo en todos.

 

"Carmen Mele, OP" <cmeleop@yahoo.com>

 


http://www.preacherexchange.com

Para la información sobre cómo a darse de baja, suscriba y termine la información sobre nuestros servicios vaya a http://www.preacherexchange.com


Homilias Dominicales mailing list:



 

Homilías Dominicales Archivo


20 DOMINGO 19 DOMINGO La Transfiguración 15 DOMINGO 14 DOMINGO 13 DOMINGO


Home Contact Us Site Map St. Dominic

©Copyright 2005 - 2017 Dominican Friars