Preacher

Exchange

16 DOMINGO

Please support the mission of
the Dominican Friars.

Homilías Dominicales Archivo

Impresora amigable

HOME
FIRST IMPRESSIONS
1st Impressions CD's
Stories Seldom Heard
Faith Book
General Intercessions
Volume II
Come and See!
Homilías Dominicales
Palabras para Domingo
Catholic Women Preach
Breath Of Ecology
Homilias Breves
Daily Reflections
Daily Homilette
Daily Preaching
Face to Face
Announcements
Book Reviews
Justice Preaching
Dominican Preaching
Preaching Essay
Quotable
Archives
The Author
Resources
Donations

Homilías Dominicales

Queridos lectores:

 

Ocupo la forma breve del evangelio hoy porque se enfoca en un tema significativo en la vida de todos.  Más tarde o más temprano el fiel se pregunta: “¿Por qué Dios permite lo malo?”  Con la parábola del trigo y la cizaña Jesús nos provee una manera de pensar en la pregunta.  La homilía de modelo a la continuación se aprovecha de la parábola para responder a varias cuestiones del día hoy.  Espero que les ayude preparar sus propias reflexiones para este domingo.

 

Su hermano en Cristo, padre Carmelo

 


 

EL DECIMOSEXTO DOMINGO ORDINARIO, 19 DE JULIO DE 2020

 

(Sabiduría 12:13.16-19; Romanos 8:26-27; Mateo 13:24-30)

 

Hace quince años todo el mundo conoció el nombre de Teresita Schiavo.  Esta mujer estaba famosa por la controversia causada por su condición física.  No daba ningún signo evidente de consciencia de sí o del ambiente.  No podía hablar ni comer.  Cuando su esposo pidió que le quitaran el tubo de alimentación, el gobierno respondió para salvar su vida.  Se puede describir la condición de Teresita como mala porque somos creados para prosperar usando todas nuestras facultades.  A esta pobre mujer evidentemente le faltaba el uso de la mente aun para pensar.

 

En el evangelio hoy Jesús trata del tema difícil del mal.  Personas humanas siempre cuestionan: “¿Por qué existe el mal?” En el caso de Teresita Schiavo, “¿Por qué ella tiene que sufrir la pérdida de la mente?”  Usualmente se aplica la parábola del trigo y de la cizaña a casos de los malvados. Nos ayuda entender por qué se permiten los malvados vivir entre los buenos.  Sin embargo, la parábola nos da la perspectiva de Jesús hacia todos tipos de maldad.  Con ella tenemos el razonamiento para abolir la pena de muerte, para no excomulgar a los políticos, y para aceptar las precautelas limitando nuestro movimiento durante la pandemia.

 

En el Sermón del Monte Jesús nos da le principio: “’…no hagan resistencia al hombre malo’”.  Quiere que toleremos la maldad al menos en cuanto no hace daño a los inocentes.  La parábola del trigo y la cizaña ilustra cómo se pone este principio en práctica.  Sembrar la cizaña es obra del maligno.  El amo de la tierra no permite que sea arrancada la cizaña porque inevitablemente se sacan plantas de trigo junto con la hierba mala.  Prefiere esperar hasta la cosecha cuando se puede eliminar la cizaña sin dañar el trigo.  En otras palabras, Jesús quiere que Dios juzgue quien es bueno y quien es malo al final de los tiempos.

 

Entonces, ¿qué tiene que ver con Teresita Schaivo esta parábola?  No deberían haber puesto fin a su vida por quitarle la alimentación.  Más bien, deberían haber aguantado lo malo de su condición hasta que muriera naturalmente.  Es semejante con la pena de muerte.  Hoy en día se puede proteger al pueblo de criminales violentos por encarcelarlos.  No hay necesidad de tomar sus vidas.  Se debería darles la oportunidad de arrepentirse en la prisión.  También, hay algunos que insisten que sean excomulgados los políticos católicos que siguen votando en favor del aborto y del matrimonio gay.  Pero la mayoría de los obispos piensan que sería mejor darles oportunidad de cambiar sus posturas.  Además, algunos se oponen al restriñimiento del movimiento durante la pandemia porque viola la libertad.  Sin embargo, pienso que diría Jesús que es mejor aguantar lo malo del confinamiento para que no murieran aún más personas con el virus.

 

Naturalmente nos cuesta vivir con la maldad.  Las familias de las personas que han perdido la mente tienen que hacer grandes sacrificios para atenderlas.  Muchos mayores están sufriendo durante la pandemia por no estar con sus nietos.  No estamos seguros qué hacer.  En estos momentos tenemos que contar con el Espíritu Santo.  Como dice San Pablo en la segunda lectura: “El Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad”.  Él intercede ante Dios Padre por nuestro bien pidiendo lo que no es evidente a nosotros mismos.  El Espíritu Santo se encargará que recibamos la ayuda necesaria para vivir con la paz.

 

Una vez un joven se jactaba a Santo Tomás Moro de cómo quitaría todas leyes para agarrar al diablo en sus manos.  El santo le respondió: “Y cuando el diablo se voltee para enfrentarte, ¿qué tendrás para protegerte si has quitado las leyes?”  Es semejante con la parábola del trigo y la cizaña.  Jesús nos enseña que tenemos que aguantar algo malo por un tiempo para no perder lo bueno.  No tenemos que preocuparnos.  Al final de los tiempos Dios castigará a los malos y premiará a los buenos.

 

"Carmen Mele, OP"  <cmeleop@yahoo.com>

 


 

Para la información sobre cómo a darse de baja, suscriba y termine la

información sobre nuestros servicios vaya a http://www.preacherexchange.com

 

Semana 1 "Sr Kathleen Maire  OSF"  <KathleenEMaire@gmail.com>

Semana 2 "Tu reflejo podría estar aquí." <Email: frjude@judeop.org>

Semana 3 "Carmen Mele, OP"  <cmeleop@yahoo.com>

Semana 4  "Charlie Johnson OP" <cjohnson@opsouth.org>

Semana 5  "Fr. Jorge Rativa OP" <jrativa@opsouth.org>


Homilías Dominicales mailing list:

List Management: "Fr. John Boll, OP" <preacherexchange@att.net>


Homilías Dominicales Archivo
20 DOMINGO 19 DOMINGO 18 DOMINGO 17 DOMINGO 16 DOMINGO 15 DOMINGO


HOME Contact Us Site Map St. Dominic

© Copyright 2005 - 2020 - Dominican Friars