Preacher

Exchange

1 ADVIENTO

Please support the mission of
the Dominican Friars.

Palabras para Domingo Archivo

HOME
FIRST IMPRESSIONS
1st Impressions CD's
Stories Seldom Heard
Faith Book
General Intercessions
Volume II
Come and See!
Homilías Dominicales
Palabras para Domingo
Catholic Women Preach
Breath Of Ecology
Homilias Breves
Daily Reflections
Daily Homilette
Daily Preaching
Face to Face
Announcements
Book Reviews
Justice Preaching
Dominican Preaching
Preaching Essay
Quotable
Archives
The Author
Resources
Donations

1 ADVIENTO

11.29.2020

Isaías 63:16b-17, 64: 2-7

1Coreintios 1: 3-9

Marcos 13: 33-37


 

Llegamos hoy a la primera semana de Adviento y la Iglesia nos invita a reflexionar sobre una lectura del profeta Isaías.  El profeta lamenta las infidelidades del pueblo, pero insiste en la fidelidad de Dios como padre y redentor.  El pueblo de Israel había salido del exilio y llegó a su tierra con tremenda esperanza, pero encontró una cuidad destruida y su Templo en ruinas.  Sin embargo, el profeta les recuerda que Dios nunca les había abandonado.  Más bien, su Dios sale al encuentro del que practica la justicia alegremente y cumple sus mandamientos.   Siempre hay esperanza. 

 

Puede ser que estamos experimentando la desilusión de los israelitas.   Nuestro mundo parece destrozado por el virus Covid, por la falta de liderazgo en el país, por la división en la sociedad, por el miedo acerca del futuro, por la situación económica, por la duda en cuanto a la educación de los hijos, y por mucho más.  Hoy el profeta habla a nosotros con sus mismas palabras, recordándonos que Dios es fiel y lleno de ternura. 

                      

El Adviento o las cuatro semanas antes de la Navidad es un tiempo de espera. No estamos esperando le nacimiento de Jesús, porque Jesús ya vino hace dos mil anos.  Ni estamos esperando el fin del mundo como los primeros cristianos.  La historia nos ha enseñado que no sabemos cuando esto vendrá.  Lo que estamos esperando es la apariencia del Reino de Dios, y sabemos que esta apariencia viene poco a poco, y solo con nuestra colaboración. 

 

Estamos de verdad anhelando la llegada del Reino, un reino de paz y de reconciliación.  Lo estamos anhelando porque no podemos aguantar más un mundo de violencia y de odia, de malicia y de mentira.  No podemos aguantar más un mundo de opresión contra los pobres y oprimidos.  No podemos aguantar más un mundo que funciona según el mandato de dinero.  Queremos que venga el reino de justicia y de reconciliación, de compartir y de paz, de compasión y de generosidad.  Queremos que venga un mundo de esperanza, donde hasta los más desdichados esperen alivio.  Queremos que venga un mundo basado no en la experiencia humana, sino en la promesa de Dios. 

 

Podemos tener esperanza porque hemos visto signos de este Reino, signos en la bondad de nuestros familiares y amigos, signos en la generosidad de nuestros papás y abuelos, signos en el sacrifico de esposos por el bien de sus hijos, signos en la entrega de nuestros compañeros en la Iglesia.  Sabemos que el poder de Dios puede vencer lo malo, y entonces vivimos en esperanza. 

 

Lo que escuchamos en la primera lectura es el lamento del pueblo por sus pecados, pero también una afirmación de la fidelidad de Dios.  Tal vez es la oración perfecta para nosotros, porque nuestras esperanzas no se han manifestado todavía.  Sin embargo, seguimos rezando como la gente de Israel, pidiendo que Dios se haga presente con su justicia y su poder.  Las lecturas nos urgen que nos movamos de nuestras quejas a una actitud de confianza.  O sea, que tenemos que esperar en confianza.

  

En estos días cuando hay tanta confusión y estamos preocupados por las noticias de Covid y la salud de nuestras familias, es importante recordar cada día, que tenemos responsabilidad por la llegada del Reino de Dios.  Todo lo que anhelamos: paz, compasión, generosidad, justicia, reconciliación y amor, vendrán solamente por medio de nuestro esfuerzo y trabajo.  Debemos incluir los trabajos del Reino como parte integral de nuestra preparación para la Navidad.
 


"Sr. Kathleen Maire  OSF"  <KathleenEMaire@gmail.com>


Palabras para Domingo Archivo
1 ADVIENTO CRISTO REY 33 DOMINGO 32 DOMINGO TODOS LOS SANTOS 30 DOMINGO


HOME Contact Us Site Map St. Dominic

© Copyright 2005 - 2020 - Dominican Friars