Preacher

Exchange

ADVIENTO I

Please support the mission of
the Dominican Friars.

Palabras para Domingo Archivo

HOME
FIRST IMPRESSIONS
1st Impressions CD's
Stories Seldom Heard
Faith Book
General Intercessions
Volume II
Come and See!
Homilías Dominicales
Palabras para Domingo
Catholic Women Preach
Homilias Breves
Daily Reflections
Daily Homilette
Daily Preaching
Face to Face
Announcements
Book Reviews
Justice Preaching
Dominican Preaching
Preaching Essay
Quotable
Archives
The Author
Resources
Donations

Adviento I (A)

11/27/2022

Isaías 2: 1-5

Romanos 13: 11-14

Mateo 24: 37-44


Empezamos este tiempo de Adviento como peregrinos, caminando hacia la fiesta de la Navidad.  Un peregrino no es turista.  El peregrino no sale para gozar del lindo paisaje ni de descansar en hoteles de lujo.  Sale con un destino en mente, un destino que le llevara más cerca de Dios.  Su propósito es profundizar una relación con Dios, una relación que se puede crecer solamente teniendo en mente la importancia de lo que uno está haciendo.  Hoy empezamos este viaje con las palabras del Evangelio soñando en nuestro corazón: “Estén alertas, estén despiertos.  Dios está cerca.”

 

 “Estén alertas, estén despiertos.  Dios está cerca.”  Hoy en día, más que nunca, tenemos que estar alertas, porque es tan fácil dejarnos llevar con los sentimientos populares reflejados en las noticias.  La llamada de Dios durante esta estación de Adviento es hacia la creación de la familia de Dios, una familia unida como hermanos y hermanas con Cristo Jesús.  El misterio de la Encarnación es la manifestación del amor universal e incondicional de Dios.  Debemos estar caminando hacia un mundo unido en este amor de Dios.

 

Lastimosamente, durante el año pasado, vimos crecer las divisiones serias en nuestro país.  Estamos divididas sobre asuntos globales y locales.  Grupos se ponen furiosos al hablar de inmigración, el control de armas, el clima, el racismo, el odio de otras culturas, la dignidad de la mujer, los impuestos, y mucho más.  Parece que algunos piensan que tienen derecho de dominar a otros por razón del color de su piel, su género o familia de origen.  A veces pueden usar lenguaje que nos deja confundidos.

 

Por eso, las palabras del Evangelio son tan importantes, “Estén alertas.  Estén preparados.”  En este momento de preparación por la venida de Jesús, debemos preguntarnos cuales voces debemos seguir.  Necesitamos silencio y oración.  Las voces que hablan el mensaje de Dios son los que proclaman la unidad de la familia humana, los derechos de los pobres y marginados, el don de la diversidad, el desarrollo de relaciones, el amor inclusivo y universal de Dios.  Es hacia esta visión de Reino que estamos caminando en el tiempo de Adviento.   

 

En este primer domingo de Adviento, es buen momento para examinar nuestra vida personal.  Si estamos repitiendo mensajes oídos en la media, mensajes basados en miedo, venganza, superioridad, dominación u odio, es momento para arrepentirnos y dirigir nuestros pasos hacia la justicia.  Si estamos sufriendo de divisiones en la familia, en la comunidad, o en nuestro corazón, es momento para renovar nuestra fe en el poder de Dios para salvarnos. 

 

La belleza de esta estación de adviento es que podemos soñar con visiones de paz y de amor.  Podemos crecer en nuestra posibilidad de servir como profetas a los demás, proclamando, como Isaías, una visión de abundancia y generosidad, basada en la promesa de Dios. Podemos dejar libre nuestra imaginación, para crear nuevos caminos hacia la llegada del Señor.

 


"Sr. Kathleen Maire  OSF"  <KathleenEMaire@gmail.com>


Palabras para Domingo Archivo
ADVIENTO II ADVIENTO I CHRISTO REY XXXIII DOMINGO XXXII DOMINGO XXXI DOMINGO


HOME Contact Us Site Map St. Dominic

© Copyright 2005 - 2022 - Dominican Friars