Preacher

Exchange

III DOMINGO

Please support the mission of
the Dominican Friars.

Palabras para Domingo Archivo

HOME
FIRST IMPRESSIONS
1st Impressions CD's
Stories Seldom Heard
Faith Book
General Intercessions
Volume II
Come and See!
Homilías Dominicales
Palabras para Domingo
Catholic Women Preach
Breath Of Ecology
Homilias Breves
Daily Reflections
Daily Homilette
Daily Preaching
Face to Face
Announcements
Book Reviews
Justice Preaching
Dominican Preaching
Preaching Essay
Quotable
Archives
The Author
Resources
Donations

1.24.2021

III DOMINGO

Jonás 3; 1-5, 10

1 Corintios 7: 29-31

Marcos 1: 14-20


Hoy escuchamos las profundas palabras de Jesús, “Se ha cumplido el tiempo y el Reino de Dios ya está cerca.  Arrepiéntanse y crean en el Evangelio.”  Jesús dijo estas palabras en un momento difícil para los judíos.  Juan el Bautista estaba en la cárcel.  El profeta en quien los judíos habían puesta tanta esperanza ya no estaba entre ellos.  Y seguro que entendieron que Herodes le iba a matar.  Los judíos tenían dudas.  ¿Cómo pudo ser que Dios permitió esta desgracia? Justo al momento cuando ellos más necesitaban el profeta, la fuerza del mal había acabado con su presencia. 

Pero ahora Jesús caminaba entre ellos y El estaba anunciando algo nuevo.  Se ha cumplido el tiempo, o sea Dios estaba cumpliendo la promesa que había hecho a los patriarcas.  Era momento del Mesías.  Era la hora de la salvación.  Era tiempo de la presencia de Dios entre ellos.  Las palabras sonaban bien en el corazón de los oyentes, pero la mente tenía dudas. 

Seguro que pensaron,  ¿Cómo pudo ser que el Reino de Dios estaba cerca?  ¿Con Herodes encargado de la política, con su profeta encarcelado, con todos los problemas económicos y políticos, como creer que el Reino de Dios estaba cerca?  Y sin embargo, la fuerza de las palabras era tan fuerte que los pescadores que los escucharon estaban listos a dejar todo para seguir a Jesús.  Podemos imaginar que era solamente por el poder del Espíritu Santo que esto discípulos tenían la valentía de confiar en esta hombre desconocido.   Dentro de su corazón algo les había dado la confianza de creer y seguir a Jesús. 

Creo que estamos en las mismas circunstancias hoy día.  Como país, estamos más divididas que nunca.  Hemos visto de cerca lo que puede resultar de las fuerzas de odio y venganza.  El racismo que estaba escondido en el corazón de varios grupos ya se manifestó en violencia en la Capital.  Sufrimos de un virus que sigue fuerte y más contagioso que antes.  Sufrimos los efectos económicos de la pandemia.  Sufrimos de miedo y de duda para el futuro de nuestros hijos e hijas.  

Sí, tenemos esperanza que hay posibilidad para cambios en el gobierno.  Pero el cambio que más se necesita es el cambio de corazón que nos abre a la acción del Espíritu y nos llena con un espíritu de compromiso a la obra de Dios.  Y por eso, necesitamos una relación profunda con Jesús.  Es solamente así que podemos tener la valentía de ser fiel y creerle a Él.  Es solamente por medio del Espíritu Santo que podemos dejar la preocupaciones del momento y decir si a Jesús.  Debemos arrepentirnos y creer la Buena Nueva, a pesar de todos los mensajes que predican el triunfo del mal.  La historia de salvación nos enseña que Dios es capaz de hacer milagros en maneras que no podemos imaginar.  Pero hay que tener esperanza.  Hay que trabajar por la justicia.  Hay que seguir adelante con la seguridad de la presencia de Dios en nuestro medio.   

Estamos al comienzo de un nuevo momento en la historia.  Es tiempo para renovar nuestra fe y pedirle al Espíritu Santo la confianza de confiar que Dios sabe todo y promete estar a nuestro lado.  Entramos otra vez este año en la lucha para la justicia que es signo del Reino de Dios en nuestro tiempo.
 

"Sr. Kathleen Maire  OSF"  <KathleenEMaire@gmail.com>


 

Palabras para Domingo Archivo
CUARESMA II CUARESMA I VI DOMINGO V DOMINGO IV DOMINGO III DOMINGO


HOME Contact Us Site Map St. Dominic Top Page 1

© Copyright 2005 - 2021 - Dominican Friars