Preacher

Exchange

29 DOMINGO

Please support the mission of

the Dominican Friars.

Home
"First Impressions"
1st Impressions CD's
Stories Seldom Heard
Faith Book
Volume II
Come and See!
Homilías Dominicales
Palabras para Domingo
Catholic Women Preach
Homilias Breves
Daily Reflections
Daily Homilette
Daily Preaching
Daily Bread
Face to Face
Announcements
Book Reviews
Justice Preaching
Dominican Preaching
Quotable
Archives
The Author
Resources
Donations

Homilías DOMINICALES

Domingo XXIX, 22 Oct. 2017

Disculpas que no tenemos Homilias Dominicales corrientes para mandarles esta semana. En su lugar, le mandamos una refleccion de nuestros archivos.

 

Paz en Cristo,

Homilias Dominicales


19 de octubre de 2014

Querido lector:

Con las elecciones nacionales en los Estados Unidos ya próximas y un evangelio que trata el tema, nos inclinamos a hablar de la política este domingo. Pero tenemos que proceder con la prudencia. Como dice un analista la combinación de la política y la religión tiene el poder de la dinamita. En el evangelio Jesús evita a ser enredado en las cuestiones políticas pero no por la timidez. Más bien reconoce la insinceridad de la gente con que está hablando. No queremos alborotar a la gente ni dejarla pensando que todos puntos de vista tengan el mismo valor. Nuestro propósito debería ser iluminar algunas cuestiones con la luz del evangelio y mover a la gente a pensar más sobre ellas. Espero que la homilía de modelo aquí le sirva como una ayuda. Que Dios le bendiga. Padre Carmelo Mele, O.P.

El vigesimonoveno domingo ordinario, 19 de octubre de 2014

(Isaías 45:1.4-6; Tesalonicenses 1:1-5; Mateo 22:15-21)

"’Sean astutos como serpientes…’" Jesús dice esta frase cuando envía a sus discípulos a la misión. En el evangelio hoy Jesús muestra lo que quiere decir ser astuto.

Los fariseos se le acercan a Jesús. Pero no quieren aprender de su sabiduría. Más bien quieren enredarlo en dificultades. Su trama es ponerle una pregunta sobre el gobierno de Roma bien resentido por la gente. Si Jesús contesta en favor del gobierno, perderá el apoyo del pueblo. Si responde contra el gobierno, los fariseos lo entregarán a las autoridades por la traición. Para ellos es una situación de "ganar y ganar". Sin embrago, Jesús se prueba más astuto que ellos.

La pregunta de los fariseos tiene que ver con el tributo que los judíos pagan a Roma. Decir que tiene que pagarlo significa el reconocimiento de un poder otro de Dios como soberano. Jesús evita la trampa y derrota a los fariseos por pedirles una moneda con la imagen de César imprimida en su frente. Por el hecho de que ellos la llevan en sus personas, los fariseos muestran que dan honor al emperador. Entretanto Jesús se ve como libre de esta falta. Un salmo habla de los malvados escavando sus propias fosas. Aquí lo hacen los fariseos.

Finalmente Jesús contesta la pregunta de los fariseos con la frase obscura: "Den, pues, al César lo que es del César…". Pero exactamente ¿qué es del César? Jesús no indica el contenido de estos deberes. Tenemos que buscarlo en otro lugar.

El catecismo trata el gobierno bajo del Cuarto Mandamiento: "Honrarás a tu padre y tu madre". Por eso, podemos decir que debemos respetar al gobierno siempre y obedecerlo en todo lo que no es pecaminoso. Deberíamos votar y también pagar impuestos. ¿Significa que tenemos que acatar calladamente todo lo que el gobierno mande? No, cuando estamos convencidos que el gobierno actúa mal, deberíamos levantar la voz en su contra. Puede ser hecho por una protesta en las calles como hicieron hace poco sobre la cuestión del aborto. Hace dos semanas los defensores del derecho de la vida formaron una "cadenas de vida" a través de los Estados Unidos. Su propósito era rezar públicamente por los fetos abortados para llamar la atención a la atrocidad.

Ciertamente cuesta llevar a cabo las responsabilidades de la gobernación. Ahora mismo el Presidente Obama enfrenta una crisis dificilísima. ¿Debería mandar a tropas para derrotar el ejército del Estado Islam? Hay basta razón para hacerlo desde que los islamistas están aterrorizando a los pueblos inocentes en Irak y Siria. También parece que socorrer a los ciudadanos allá es el deber de los Estados Unidos por haber causado la inestabilidad en la región hace once años. Pero el pueblo americano ya está cansado de la guerra particularmente en Iraq que le costó más que cuatro mil vidas. Para la prudencia de actuar justamente en tales situaciones la Primera Carta a Timoteo exhorta la oración por las autoridades.

"La política, tan denigrada, es una altísima vocación" escribe el Papa Francisco. Sin embargo, le cuesta a un cristiano verdadero ser político. Se puede enredarse en problemas en todos lados. Por buscar dinero y por no tener dinero, por estar contra del aborto o por llamar a la nación que cumpla sus deberes se puede ser entregado a la derrota. No obstante, esperamos, rezamos, y exigimos a personas justas que sigan esta vocación. Que los justos sigan la vocación política.

"Carmen Mele, O.P." <cmeleop@yahoo.com>

 


Domingo XXIX, 20 Oct. 2002

Is. 45,1-7; 1 Tes. 1,1-10; Mt. 22,15-22

fr. Brian J. Pierce, OP

EL DIOS VERDADERO

El evangelio de este domingo nos recuerda de algo muy clave para poder interpretar las escrituras del tiempo de Jesús: el pueblo judío vivía bajo el dominio de un poder extranjero -- el imperio romano. Y como parte de su situación de opresión y ocupación, el pueblo judío tenía que pagar un impuesto al emperador (el César). La moneda llevaba impresa en sí la imagen del emperador (algo que los fariseos, en su interpretación estricta de la Ley, consideraban una idolatría). Para la mayoría de los judíos este impuesto servía como recuerdo diario de la opresión a la cual estaban sometidos, y por eso, la cuestión de pagar o no pagarlo era un tema muy controversial. ¿Se paga o no se paga un impuesto a los poderosos de una nación extranjera que nos tiene sometidos como esclavos? Esta es la pregunta que le hacen a Jesús.

Otro aspecto importante que hay que entender para captar el drama de este texto de San Mateo es saber distinguir entre los distintos grupos que aparecen en la historia. Primero aparecen los fariseos. ¿Quiénes son los fariseos? En primer lugar tenemos que reconocer que son personas muy buenas, muy rectas, y sobre todo, muy religiosas. A veces, partiendo de las duras críticas que Jesús les hace, tenemos la tendencia de pensar que los fariseos son malas personas. ¡Al contrario! ¡Son demasiado buenos! Pero desafortunadamente, su ser "buena gente" les hace portarse como espías para Yavé -- siempre vigilantes a favor del buen cumplimiento de la Ley y de las leyes. Su presencia en este texto de Mateo no es pura coincidencia. Están allí "para ver la manera de hacer caer a Jesús" (22,15). Así que por un lado tenemos a los fariseos, que odian la idolatría forzosa, simbolizada por el pago del impuesto imperial, y que al mismo tiempo rechazan a Jesús que, a su manera de ver, interpreta la Ley de Dios con demasiada libertad.

Por otro lado en este texto tenemos a "los partidarios de Herodes." ¿Y ellos, quiénes son? En primer lugar son personas que aprovechan del sistema de los impuestos para poder seguir ganando dinero por medio del comercio con el imperio, y así quedarse bien con los romanos que ocupan su territorio sagrado. Ellos han aprendido a acomodarse al imperio, porque les conviene económica y políticamente. Los fariseos, con su fe a veces fanática, detestan a los partidarios de Herodés, porque éstos se acomodan a los imperialistas.

¡Y Jesús se encuentra en este texto acorralado entre los dos grupos! Y los dos grupos quieren atraparlo, o por lo menos, presionarlo a hablar a favor de su propia plataforma política. Nos podemos imaginar, entonces, lo que está pasando por la mente de Jesús cuando le dicen con palabritas todas bonitas y dulces, "Maestro, sabemos que eres sincero y enseñas con verdad el camino de Dios, y que no te preocupas de quién te oye ni te dejas influenciar por nadie" (v.16). La pregunta, tanto de parte de los fariseos, como de los partidarios de Herodes, nos recuerda de cómo hablan muchos políticos -- veneno cubierto de dulce. Pero Jesús, muy listo y un hombre comprometido a la "verdad verdadera," los sorprende a todos con su respuesta. Las palabras de Jesús desnuda los intereses egoístas y mentirosos de los dos grupos.

Jesús, en este texto, opta claramente por un mundo nuevo, un mundo reinado no por ningún imperio terrenal, sino por Dios. Jesús no esconde sus sentimientos cuando les responde, "Hipócritas, ¿por qué tratan de sorprenderme? Enséñenme la moneda con que se paga el impuesto... ¿De quién es esta imagen y esta inscripción?"

Sería bueno, para ampliar un poco nuestro contexto bíblico, ver dos otros textos del mismo evangelio de San Mateo. No es primera vez que Mateo habla de este tema.

-Mt. 6,24: "Ustedes no pueden servir al mismo tiempo a Dios y al dios-dinero."

-Mt. 17,24-27: "Quiénes pagan impuestos o contribuciones a los reyes de la tierra...?"

Jesús quiere destapar las mentiras y los juegos egoístas de las personas que tienen dioses falsos, no porque los quiere condenar al infierno, sino porque quiere ofrecerles la salvación. La salvación no es algo que nos va a ocurrir en otro mundo, despues de la muerte. Jesús ofrece hoy una vida nueva, una vida de obediencia al Dios único, el Dios de la libertad, el Dios de la justicia y de la verdad.

"¿De quién es esta cara en su moneda?" Esta pregunta se nos hace hoy a nosotros también. ¿Ante cuál imagen hacemos reverencia nosotros? Por supuesto nadie va a admitir que se arrodilla ante el dólar sagrado de Wall Street o ante los legalismos políticos y religiosos que no buscan otra cosa que hundir a los demás para conseguis mis propios fines. Pero, ¿quién es nuestro Dios verdadero? ¿Dónde invierto yo la mayor parte de mi energía en la vida? ¿A quién le pido consejos para las decisiones que tengo que tomar en mi vida? ¿Al "stock market" (bolsa de valores)? ¿A una figura religiosa y fanática que se porta como un dios todopoderoso?

-Los fariseos quieren hundir a Jesús, desprestigiándolo como desobediente a las leyes de Dios.

-Los herodianos quieren que Jesús bendiga su culto disfrazado al dios-dinero.

-Jesús invierte sus preguntas y hace la suya: ¿Quién es tu Dios?

¿Quién es nuestro Dios? ¿El presidente? ¿Mi trabajo? ¿Mis acciones en tal o cual empresa? ¿El papa? ¿El catecismo de la Iglesia? A éstos hay que darles lo suyo, dice Jesús. Y a Dios lo de Dios. ¿Y qué es de Dios? O mejor dicho, ¿Que no es de Dios? ¿No es la vida misma un regalo de Dios? ¿A quién o a qué estoy dando mi vida?

En la primera lectura de Isaías oímos estas palabras, dirigidas a Ciro, un rey pagano: "Yo soy el Señor y no hay otro; fuera de mí no hay ningún otro Dios...nada existe fuera de mí. Yo soy el Señor y no hay otro" (45,5.7).

Vivimos en un mundo que se ha acostumbrado inconscientemente a un montón de dioses falsos. Los Estados Unidos no lo quiere admitir abiertamente, pero como nación estamos vendiendo nuestro alma nacional al dios-dinero, al dios-petróleo, al dios-poder y al dios-militarista (¡y muchos otros!). Vemos en la Tierra Santa y en otras partes del mundo a grupos que se han vendido al dios-violencia. Hay fanáticos religiosos (cristianos, musulmanes, judíos, hindúes, etc) que se han vendido al dios-legalista, intolerante y nacionalista. Hay racistas que se venden al dios-blanco. Y hay personas machistas que se han vendido al dios-machista.

Jesús, en cambio, plantea otra pregunta, y en su pregunta se encuentra nuestra salvación: ¿A quién debes tu vida entera? ¿A tu país? ¿A tu raza? ¿A tu religión? ¿A tu cuenta de banco? ¿A tu trabajo? ¿A tu imagen de superioridad?

Y si tenemos la claridad de responder, "A Dios le debo mi vida," pues todo lo demás se pone en un plan secundario. Sabremos dar a los demás lo suyo, porque habremos aprendido dar todo a Dios, porque fuera de Dios, no hay otro.

fr. Brian J. Pierce, OP


http://www.preacherexchange.com

Para la información sobre cómo a darse de baja, suscriba y termine la información sobre nuestros servicios vaya a http://www.preacherexchange.com

Semana 1 "Sr Kathleen Maire OSF" <KathleenEMaire@gmail.com>

Semana 2 "Ángel F. Méndez Montoya, OP" <mendezaf@hotmail.com>

Semana 3 "Carmen Mele, OP" <cmeleop@yahoo.com>

Semana 4 Achivos

Semana 5 Achivos

--------------------------------------------------------------

Homilías Dominicales mailing list:

List Management: "Fr. John Boll, OP" <preacherexchange@att.net>

Homiliasdomilicas@lists.opsouth.org

http://lists.opsouth.org/mailman/listinfo/homiliasdomilicas


 

Homilías Dominicales Archivo


CRISTO REY 33 DOMINGO 32 DOMINGO 31 DOMINGO 30 DOMINGO 29 DOMINGO


©Copyright 2005 - 2017 Dominican Friars