Preacher

Exchange

La Transfiguración

Please support the mission of

the Dominican Friars.

Home
"First Impressions"
1st Impressions CD's
Stories Seldom Heard
Faith Book
Volume II
Come and See!
Homilías Dominicales
Palabras para Domingo
Catholic Women Preach
Homilias Breves
Daily Reflections
Daily Homilette
Daily Preaching
Daily Bread
Face to Face
Announcements
Book Reviews
Justice Preaching
Preaching Essay
Dominican Preaching
Quotable
Archives
The Author
Resources
Donations

Homilías DOMINICALES

La Transfiguración

08.06.17

Daniel 7: 9-10, 13-14

2 Pedro 1: 16-19

Mateo 17: 1-9


 

“La Presencia de lo Divino”

 

Al leer del Evangelio de hoy, tenemos que preguntarnos, ¿Que sucedió en la montaña, y porqué?  Si, hemos leído el lindo pasaje donde dice que Jesús se había transfigurado en la presencia de los discípulos, que su rostro se ha convertido resplandeciente como el sol y que sus vestiduras se volvieron blancas como la nieve.  Pero tenemos dudas.  ¿Porque una sola vez en su vida?  ¿Porque solamente con estos tres discípulos?  ¿Porque la advertencia de no contarle a nadie lo que habían visto?  Generalmente cuando alguien tiene una experiencia profunda o una comunicación de Dios, vuelve para contarle a la gente.  Pero aquí, Jesús les dice que guarden silencio. 

 

Me parece qué en la transfiguración, vemos la verdadera realidad de la persona de Jesús.  En este momento, su relación con su padre es aparente en su cuerpo.  Su cara es radiante.  La ropa transparente es para los discípulos una señal que están en la presencia de algo sagrado.  Los judíos creían que nadie podía ver a Dios y a la misma vez permanecer vivo.  Pero ahora en la persona de Jesús, ellos pueden ver la realidad de Dios, presente en la persona de Jesús.  Pueden acercarse a Dios, porque Jesús y su padre son uno.

 

Es verdad que nuestro interés es directamente en la persona de Jesús al momento de la transfiguración, pero el verdadero enfoque es el sentido de ser discípulo.  Los discípulos vieron a Moisés y a Elías, conversando con Jesús.  Ellos entienen que la ley y los profetas llegan a su culmen en la persona de Jesús.  En un momento de iluminación, los discípulos captan el sentido de la misión de Jesús.  Con esta vision, su mente y su corazón se abren a la verdad.  Y como confirmación de esto, viene una voz del cielo, “Este es mi Hijo muy amado, en quien tengo puestas mis complacencias.”  Son las mismas palabras que escuchó Jesús al momento de su bautiso.  Pero ahora los discípulos escuchan algo más. 

 

El punto clave está aquí.  No es suficiente escuchar la conversación entre Moisés, Elías y Jesús.  Ellos tienen que hacer algo más.  Tienen que escuchar a Jesús y seguirle dondequiera que sea, hasta el camino de la cruz.  El Evangelio dice que se llenaron con un gran santo temor.  Pero Jesús les dice, “Levántense y no teman.”  Tantas veces escuchamos este mandato de Jesús.  No teman.  No tengan miedo.  No porque la vida del discípulo es fácil sino porque Jesús está a nuestro lado.  

 

Volvemos a la pregunta inicial.  Porque esta manifestación de la divinidad de Jesús.  Seguro que era para animar a los discípulos, para prepararlos para lo que iba a pasar en la vida de Jesús, para fortalecerles en la lucha de seguir fiel.  Para los discípulos, como para Jesús mismo, el futuro estaba lleno de discordia, traición, sufrimiento y muerte.  Más que todo, estos tres necesitaban la certeza de la identidad de Jesús.

 

¿Y nosotros?  Necesitamos también estos momentos de certeza cuando experimentamos la realidad de la identidad de Jesús.  Son momentos preciosos que nos preparan para el dolor y el sufrimiento que son parte de la vida humana.  Tenemos que estar atentos a las palabras de Dios, “Escúchenlo.”

 

"Sr Kathleen Maire OSF"

<KathleenEMaire@gmail.com>

 


http://www.preacherexchange.com

Para la información sobre cómo a darse de baja, suscriba y termine la información sobre nuestros servicios vaya a http://www.preacherexchange.com


Homilias Dominicales mailing list:



 

Homilías Dominicales Archivo


20 DOMINGO 19 DOMINGO La Transfiguración 15 DOMINGO 14 DOMINGO 13 DOMINGO


Home Contact Us Site Map St. Dominic

©Copyright 2005 - 2017 Dominican Friars