Preacher

Exchange

15 DOMINGO

Please support the mission of

the Dominican Friars.

Home
"First Impressions"
1st Impressions CD's
Stories Seldom Heard
Faith Book
Volume II
Come and See!
Homilías Dominicales
Palabras para Domingo
Catholic Women Preach
Homilias Breves
Daily Reflections
Daily Homilette
Daily Preaching
Daily Bread
Face to Face
Announcements
Book Reviews
Justice Preaching
Preaching Essay
Dominican Preaching
Quotable
Archives
The Author
Resources
Donations

Palabras para Domingo

7.16.17

Isaías 55:10-11

Romanos 8:18-23

Mateo 13:1-23  (13:1-9)

 


 

Para los entre nosotros que tenemos la buena suerte de vivir donde estamos en contacto diario con la naturaleza, la lectura del profeta Isaías nos da un buen ejemplo de cómo la palabra de Dios produce resultados.  Dice que su palabra tiene poder;   su mensaje puede germinar en buenas obras y cumplir la misión; su enseñanza es capaz de facilitar la voluntad de Dios.  El profeta usó la linda expresión “empapar la tierra”.  Podemos dejar que la palabra de Dios empape nuestro corazón para brotar en buenas obras, y mejor, en amor para el prójimo.

 

Jesús también entendía la naturaleza de Galilea- los trabajos de agricultura y la crianza de cabras, los animales domésticos como asnos y ovejas, los peligros de lobos, y los ciclos de la siembra y la cosecha.  Usó los temas de la naturaleza en sus parábolas y sus ejemplos porque la gente pudo captar fácilmente el sentido de su enseñanza.  Jesús no enseñó como los fariseos y los doctores de la ley.  Habló el idioma de la gente para comunicar su mensaje.  Vio el mundo por los ojos de los pobres y excluidos de la sociedad.

 

Con la parábola del sembrador, Jesús quiso enseñar que la palabra de Dios puede producir resultados extraordinarios.  Si el oyente recibe la palabra con un corazón sincero y la mente abierta, si la deja empapar su mente, la palabra produce una cosecha abundante.  El Reino de Dios no depende de una educación fina o una posición de importancia.  Depende de la voluntad de recibir la palabra y de dejarla crecer.

 

Las lecturas hoy nos ofrecen imágenes de esperanza y consuelo.  Es bueno que durante este tiempo de verano, pasemos unos momentos de tranquilidad buscando imágenes de esperanza en nuestro alrededor.  Las noticias y los periódicos nos hablan de lo malo que pasa en la vida.  Hay que dejar que la palabra de Dios informa nuestro corazón con imagines de lo bueno.  Hay que ponernos en contacto con historias de esperanza y las posibilidades que tenemos para ver la gracia de Dios activa en nuestra vida. 

 

Durante esta semana tal vez podemos enfocarnos en la generosidad de nuestros familiares, en la fraternidad que existe en el sencilla reunión de amigos, en la alegría de niños jugando sin preocupación, en la anticipación que uno tiene pensando en su vacación, en la delicia de ver los parques tan verdes y llenos de flores, en las canciones de los pájaros, en la brisa que llega después de un día de calor, y en la linda música que escuchamos a menudo. 

 

Con estas lecturas podemos renovar nuestra fe en el deseo de Dios para nuestra felicidad.  Podemos poner nuestras preocupaciones y miedo al pie del altar y aceptar los cuentos de las Escrituras que nos hablan de una buena cosecha y el poder milagrosa de la palabra.  Podemos regocijarnos en las palabras de San Pablo que dice que podemos compartir la gloriosa libertad de los hijos de Dios.  ! Demos gracias que el Espíritu Santo hace posible nuestra condición de hijos e hijas de Dios!
 



Sr. Kathleen Maire

kmaire@verizon.net



Palabras para Domingo Archivo
19 DOMINGO La Transfiguración 17 DOMINGO 16 DOMINGO 15 DOMINGO 13 DOMINGO


Home Contact Us Site Map St. Dominic

©Copyright 2005 - 2017 Dominican Friars